Las 4 habilidades imprescindibles para enseñar a un cachorro, por Clínica Veterinaria Vil·la la Amèlia

Desde la Clínica Veterinaria Barcelona Vil·la la Amèlia, han creado unas pautas con las 4 primeras habilidades para enseñar a un cachorro y ayudar con la adaptación de este nuevo miembro al hogar familiar.

Hay muchas habilidades que un cachorro deberá aprender para disfrutar de una vida adaptada al mundo de los seres humanos; es la responsabilidad del dueño enseñar al cachorro estas habilidades para hacerle más fácil el día a día.

Existen formas diferentes de alcanzar un mismo objetivo y se deberá elegir el método o la variante que mejor se adapte a uno mismo, en base al estilo de vida y al temperamento del cachorro. Hay que decir que un método no es necesariamente mejor que otro si se consigue el objetivo.

Estos métodos de entrenamiento, han funcionado muy bien para muchos de los dueños y cachorros que acuden a Clínica Veterinaria Vil·la la Amèlia pero hay que tener en cuenta que son sólo directrices aproximadas para adaptarlas a cada cachorro.

Las 4 primeras habilidades

  1. El nombre del cachorro
  2. No
  3. Ven
  4. Sentarse

Algunos principios básicos a tener en cuenta
Una palabra y una señal implica un comportamiento:
Dar una sola palabra o una señal para cada comportamiento que se desea que el cachorro realice. Por ejemplo: dar la señal ‘siéntate’ por medio de una’palabra’ y un ‘movimiento de la mano’ y espera el comportamiento del cachorro. Se están dando dos señales pero ambas pretenden generar el mismo comportamiento.

Una señal implica un comportamiento y conlleva una consecuencia: El comportamiento del cachorro cambiará de acuerdo a las consecuencias inmediatamente después del comportamiento. Si se le da un regalo cuando se sienta, se sentará más a menudo. Si no se le da ningún premio y se le ignora, se sentará con menos frecuencia y costará más tiempo adiestrarlo.

De esta forma, Clínica Veterinaria Barcelona Vil·la la Amèlia recomienda inicialmente utilizar premios para que el aprendizaje sea más rápido pero, a medio y largo plazo, el objetivo ha de ser que una orden de voz sea suficiente para que cuando el cachorro sea adulto haga caso.

Herramientas de entrenamiento
Una señal es lo que cambiará un comportamiento.

Indicar al cachorro que si hace algo, obtendrá algo. Recuerde: Una señal implica un comportamiento y conlleva una consecuencia. Una señal puede ser un sonido (una palabra), un movimiento de la mano, una postura corporal o una expresión facial .

Un refuerzo es lo que aumenta la frecuencia, la intensidad y/o la duración del comportamiento de tu cachorro; refuerza el comportamiento y por eso se llama así.

Hay que utilizar estos reforzadores para conservar el comportamiento que se desea repetir. Los reforzadores son, por lo tanto, las consecuencias de lo que se considera una buena conducta.

Puede ser un premio de comida o una palabra a elección de cada uno. La mayoría de la gente usa ‘buen perro’ o ‘buen trabajo’.

Lenguaje corporal amigable
Consiste en movimientos libres (ni rápidos ni lentos como si se estuviera al acecho).

No hay que doblarse demasiado sobre el perro; se le debe dar un poco de espacio para no invadir su terreno.

*Importante: Las golosinas, los juguetes y los dispositivos de entrenamiento son útiles y a veces necesarios, pero la mejor herramienta de aprendizaje para todos son las órdenes de mando, mediante la voz con palabras que se utilizan repetidamente para conseguir la misma acción, el lenguaje corporal y las expresiones faciales.

¡Comenzamos!

1. El nombre del cachorro

Objetivo: Que el perro mire a su dueño y obedezca cuando se dice su nombre.

El nombre del cachorro es muy importante porque lo primero que ha de aprender es a reconocer su nombre para ser obediente, tanto de cachorro como de adulto.

El nombre del cachorro no es lo mismo que decir ‘ven’, pero puedes se le puede dar ese significado si se quiere, en cuyo caso, no se necesita enseñar al cachorro la palabra ‘ven’.

Sin embargo, la recomendación es que se mantengan separadas estas dos palabras.

Herramientas que se necesitan:

Nombre –Normalmente se recomienda un nombre con un sonido claro y corto.

Reforzadores - Se necesitarán tres tipos de reforzadores, ‘una palabra’ (bien, por ejemplo) o ‘una señal’ (por ejemplo con el índice y el brazo extendido indicarle dónde debe ir) y el último reforzador que solo se recomienda para agilizar el aprendizaje inicial es un premio en forma de alimento apetecible, que habrá que sustituir por palabras o señales en el futuro.

Plan de acción:

Mantenerse cerca del cachorro, sin correa.

  1. Decir ‘Tango’ (el nombre del perro) y aplaudir con las manos.
  2. Si el cachorro mira decir ‘bien’, mostrar un lenguaje corporal amigable y una expresión facial amable y darle su regalo.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro mire diez veces consecutivas. Darle un pequeño descanso y luego continuar.

Nivel 2 – Alejarse a 5-6 pies del cachorro y repetir los pasos 1 y 2.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro mire diez veces consecutivas. Una vez más, darle un pequeño descanso y luego continuar.

Nivel 3 –Allejarse a 5-6 pies del cachorro y repetir los pasos 1 y 2, pero sin aplaudir con las manos; solo decir el nombre del cachorro.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro mire diez veces consecutivas.

 

2. No

Objetivo: Enseñar al cachorro el significado del sonido ‘No.’

‘No’ es también una señal muy importante. Significa que ‘se detenga en lo que está haciendo’.

Plan de acción: Decir ‘no’ al perrito cada vez que haga algo que no se quiere que haga.

  • Si el cachorro se detiene decir ‘bien’ y mostrar un lenguaje corporal amigable y una expresión facial amistosa.
  • Si el cachorro no se detiene, decir ‘no’ de nuevo con una voz más seca y tal vez una leve pisada en el suelo. Tan pronto como el cachorro se detenga decir ‘bien’ y mostrar un lenguaje corporal amigable y una expresión facial agradable.

Importante: No gritar ‘no’. No se pretende asustar al cachorro, hay que recordar que no es una palabra como cualquier otra y no debe provocar una connotación desagradable. Siempre se debe decir ‘no’ con confianza y autoridad.

 

3. Ven

Objetivo: Enseñar al cachorro el significado del sonido ‘Ven’.

Herramientas necesarias:

Que haya aprendido la señal del Nombre

Que haya aprendido la señal Sí

Reforzadores - Se necesitarán dos tipos de reforzadores, ‘bien ‘ y golosinas. El objetivo ha de ser no tener que recurrir a golosinas cuando sea adulto y que cuanto antes entienda el refuerzo positivo de actos que ha hecho bien, solo con palabras.

Plan de acción:

Nivel 1 - En el interiorde un ambiente tranquilo, mantenerse a 5-6 pasos del cachorro, sin correa.

  1. Decir ‘Tango’ y cuando el cachorro mire, decir ‘ven’ aplaudiendo con las manos.
  2. Mientras el cachorro corra hacia uno, repetir la señal ‘sí’ tantas veces como sea necesario.
  3. Decir ‘bien’ cuando el cachorro esté delante de uno, mostrar un lenguaje corporal amigable, una expresión facial amable y celebrarlo.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro venga 10 veces consecutivas.

Nivel 2 - En el interior, con una o dos personas presentes y sin correa, repetir los pasos 1 y 2.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro venga 10 veces seguidas.

Nivel 3 - Al aire libre, en un ambiente tranquilo y sin correa, repetir los pasos 1 y 2.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro venga 10 veces consecutivas.

 

4. Sentarse

Objetivo: Enseñar al cachorro el significado del sonido ‘siéntate’.

Herramientas necesarias:

Utilizar dos señales para que se siente, el sonido ‘siéntate’ y un movimiento de mano.

Reforzadores - Se necesitarán dos reforzadores, ‘bien’ y golosinas.

Plan de Acción:

Nivel 1 - En el interior, en un ambiente tranquilo y sin correa. De pie o arrodillado delante del cachorro.

  1. Apuntar hacia el perro con el dedo y hacer un movimiento suave hacia abajo, justo delante de la nariz del cachorro y decir ‘siéntate’ al mismo tiempo.
  2. Cuando el cachorro se siente, decir‘bien’ y celebrarlo.
  3. Esperar un par de segundos, decir ‘arriba’ y cuando el cachorro se levante, decir ’bien’ y darle una golosina. Poco a poco se debe lograr que simplemente con palabras, el cachorro haga caso sustituyéndolas por golosinas que ya no tendremos que darle de adulto.
  4. Mantenimiento: Repite hasta que el cachorro se siente y se levante 5 veces consecutivas.

Nivel 2 - En el interior, de pie, a 2-3 pasos de distancia del cachorro y sin correa, repetir los pasos 1 y 2.

QC: Repetir hasta que el cachorro se sientey se levante 5 veces consecutivas.

Nivel 3 - Al aire libre pero en un ambiente tranquilo y sin correa, repetir los pasos 1 y 2.

Mantenimiento: Repetir hasta que el cachorro se siente y se levante 5 veces consecutivas.

Hasta aquí estas 4 habilidades para enseñar a un cachorro, elaborados por un veterinario en Barcelona.

Esperamos que este informe sea de ayuda a dueños y cachorros en el proceso de adaptación a una nueva vida juntos.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae