Maskowe expone 10 consejos fundamentales para montar un acuario

Los amantes de los peces buscan en todo momento la mayor comodidad posible para sus mascotas, empezando por buscarles un hogar acorde a sus necesidades y que, de paso, guarde una bonita estética en el lugar en el que se instale.

Para conseguir el mejor acuario, que genere el asombro de los visitantes, Maskowe plantea los siguientes consejos para que los interesados no se pierdan en este proceso:

Tamaño: quizás es el punto más importante, puesto que dependiendo del número de ejemplares que se vayan a introducir; por regla general, se estima que lo justo es que, por cada centímetro del pez, se introduzca un litro de agua en su interior.

El lugar en el que se instale: otra de las grandes dudas de quienes se hacen con un acuario es el lugar donde colocarlo. Hay que procurar ponerlo en un sitio cercano a enchufes pero alejado de corrientes de aire e intentar que no de la luz directa de la calle para así evitar crecimiento de algas.

Iluminación: la luz será clave para que se pueda ver con más precisión todos y cada uno de los elementos que se instalen dentro del acuario, además de ser un elemento clave para la fotosíntesis de las plantas interiores que pueden liberar dióxido de carbono.

En algunas ocasiones, puede no ser suficiente con los niveles que generan las plantas por diferentes factores, de ahí que sea muy conveniente la adquisición de kits de CO2 para acuarios, que pueden suministrar la dosis necesaria para la supervivencia de los peces y el crecimiento idóneo de las plantas.

Hay que diferenciar entre los acuarios de agua salada (en los que se requiere LEDs de 0,6 W por litro de agua) y los de agua dulce (0,4 W/litro de agua, aunque también se aceptan tubos fluorescentes).

Filtrado: la tarea de filtrar el agua debe ir a cargo de dispositivos que realicen este proceso con eficacia, por lo que es necesario asesorarse sobre cuál es la mejor opción dependiendo de las dimensiones del acuario.

Decoración: El propietario dará rienda suelta a su imaginación a través de los numerosos modos de “dar vida” a esta estructura. Siempre aconsejan decoración 100% natural.

Fondo: se puede elegir entre arena, grava o sustrato para el suelo del acuario, colocando un poco más por detrás para generar sensación de profundidad.

Tratamiento: se debe recurrir a productos como anticloro o activadores biológicos para mantener en perfecto estado el hábitat de los peces.

Comprobación de niveles: el PH, KH, GH, amoníaco, nitritos y nitratos son algunos de los elementos que hay que medir regularmente para asegurarse de que todo funciona correctamente.

Mantenimiento: el cambio de agua quincenal, la provisión de recambios o la revisión del equipamiento son otros de los consejos básicos cuando se instala un acuario.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae